Considerando el liderazgo distribuido en las escuelas

Por Carolina Cuellar

Enfocar el trabajo de los líderes escolares en torno a prácticas efectivas resulta fundamental en un contexto escolar que presenta cada vez mayores exigencias y aumenta las responsabilidades de la función directiva. Asumir desafíos colectivamente, distribuir capacidades y compartir la toma de decisiones se convierten en acciones clave al interior de las escuelas a la hora de enfrentar el cambio y la mejora educativa. Éstas no sólo contribuyen a un uso más efectivo del tiempo sino también, según lo demuestra la evidencia, ayudan a extender la influencia del liderazgo. Esto es lo que se conoce como liderazgo distribuido. Probablemente, uno de sus mayores beneficios es que permite al líder escolar concentrar mayor atención en lo pedagógico.

No obstante, la materialización de sus beneficios depende en gran medida de otros factores. Pensar en un liderazgo distribuido cuando las competencias profesionales de quienes integran los equipos de trabajo son débiles podría resultar un riesgo mayor que concentrar toda la responsabilidad en una sola persona. Por lo tanto, al hablar de una conducción participativa de las organizaciones escolares tenemos que establecer como condición de base el desarrollo de capacidades y potenciar el rol del director en el empoderamiento de sus equipos.

Llevado a la cultura escolar chilena, el desarrollo de un liderazgo distribuido no es cuestión fácil, ya que nos obliga necesariamente a pensar en un cambio sustantivo de los modelos jerárquicos que tradicionalmente han imperado en las escuelas y en un sostenido esfuerzo por centrar la atención en las relaciones más que en la acción individual. La tarea de los directores es avanzar hacia prácticas más colaborativas y comenzar a preguntarse cuáles son las condiciones que deben generar para que el liderazgo distribuido funcione efectivamente en sus unidades educativas.

El siguiente artículo, escrito por Antonio Bolívar, profundiza en el liderazgo distribuido y su impacto en la mejora de los resultados educativos.

Liderazgo_Bolivar

Recursos destacados:

OCDE. Mejorar el liderazgo escolar. Volumen 1: Política y Práctica. Capítulo 3: Distribución del liderazgo escolar. Ver

Revista de Ciencias Sociales (Ve). Liderazgodistribuido durante el proceso de elaboración e implementación de planes de mejoramiento educativo en una comuna rural de Chile. Ver